El niño con el pijama de rayas de John Boyne

14 10 2010

Por Raúl

“El niño con el pijama de rayas” escrito por John Boyne es una historia verídica. El tema de este libro es el explicar la visión de un niño  alemán de 9 años en la segunda guerra mundial.

La acción se narra desde el punto de vista de Bruno, el hijo de nueve años de un militar de alto rango nazi. La familia de Bruno se ve obligada a abandonar Berlin cuando a su padre lo destinan para trabajar en el campo de exterminio de Auschwitz. La familia acepta el cambio con resignación. Al principio Bruno estaba todos los dias aburrido y solo solia hablar con Maria, la criada, entoces se le ocurri construirse un columpio, para ello pidio ayuda al teniente Kotler. Al final consigue hacer el columpio, pero segun lo prueba se cae y la unica persona cerca para ayudarle era un criado que les hacía la comida. Entabló una conversación con el niño, él había sido médico antes de llegar ahí. Más tarde llego la madre del Bruno y ésta le dio las gracias al criado, pero dirían al comandante que ella le había curado, algo que Bruno penso que era muy raro. Desde la ventana de su nueva habitación Bruno divisa una verja tras la cual hay personas que siempre llevan puesto un “pijama a rayas”; en realidad se trata de judios prisioneros. Explorando los alrededores de su nuevo hogar, Bruno conoce a través de la valla de seguridad del campo a un niño judío polaco llamado Shmuel, nombre que Bruno no ha oído antes pero que parece ser bastante común en ese sitio. Shmuel le cuenta la historia de su deportación y las terribles condiciones de la vida en el campo. Bruno entabla amistad con él y le visita a menudo, llevándole comida. Tras diversas peripecias, un día la madre de Bruno decide que el campo no es un lugar adecuado para vivir con su familia y toma la decisión de volver a Berlín.

Antes de irse, Bruno visita a Shmuel para despedirse y este le cuenta entre sollozos que no encuentra a su padre, ante lo que Bruno le promete ayudarle a buscarlo. ¿Qué plan trazaran para buscar al padre de Shmuel? ¿Qué le habrá pasado al padre de Shmuel? ¿Le encontraran?

En mi opinión, la historia está bien contada, pero con poca acción, excepto la parte en la que Bruno se fabrica un columpio, que es la parte más divertida e interesante. Se lo recomendaría a niños de entre 12 y 16 años, porque tiene un fin muy bueno para esa edad; que las cosas vistas desde un punto de vista o de otro son muy diferentes.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: